Trabajando en Positivo

Menos desinformación es más aceptación. Menos discriminación es más salud

Menos discriminación es más salud para las personas con VIH

Cuando nos invitaron a escribir sobre “Menos es más” manejamos como primera idea abordar los “malabarismos” que hacemos las organizaciones del tercer sector para dar respuesta a las problemáticas sociales y cómo desde Trabajando en Positivo conseguimos con pocos recursos nuestro objetivo principal: mejorar las oportunidades de las personas con VIH en el ámbito laboral.

En nuestro caso, el secreto es la combinación de varios factores como el compromiso que tenemos con las personas con VIH y sus derechos, la participación de profesionales y voluntariado creativo, además del apoyo cotidiano de otros agentes sociales (organismos públicos, empresas o sindicatos, entre otros). Sin embargo, consideramos que las organizaciones deberíamos de contar con más recursos para sobrevivir a las adversidades económicas, políticas y sociales que ponen en peligro nuestras intervenciones.

Por lo anterior, en este texto deseamos abordar el concepto de “Menos es Más” en un ámbito en el que creemos al 100%: en lo relacionado con el estigma y la discriminación y su impacto sobre la salud.

Menos desinformación es más aceptación

¿Sabías que el 34.4% de la población española cree incorrectamente que es “bastante o muy probable” poder infectarse con el VIH mediante la picadura de un mosquito? ¿Y que el 25,8% manifiesta que se sentiría entre “algo y totalmente incómoda” si alguno de sus compañeros/as de trabajo tuviera el VIH o que el 23,7% trataría de evitarla? Además, un 14% de los jóvenes se sentiría incómodo junto a una persona con VIH.

Son necesarias más campañas de información para toda la población y más educación afectivo-sexual

Los datos anteriores muestran la falta de información que existe aún hoy en día sobre el VIH y sus vías de transmisión. Además del estigma existente asociado a la enfermedad que es especialmente preocupante entre los más jóvenes. Por ello, son necesarias más campañas de información para toda la población y más educación afectivo-sexual en el currículum educativo, con el fin de eliminar los mitos y favorecer una adecuada aceptación hacia las personas con VIH.

Menos estigmas es más salud

Cuando una persona vive estigmatizada por su condición de salud, ésta se ve afectada no sólo a nivel físico sino también en el aspecto psicológico: el constante miedo al rechazo, al chantaje o el sentimiento de desaprobación son factores que influyen en el bienestar de una persona. Por tanto, si logramos reducir el estigma, conseguiremos mejorar la salud de las personas con VIH.

Las personas con VIH que tienen trabajo presentan una mejor calidad de vida, tanto en su dimensión física como mental

El empleo es un buen ejemplo de ello. Con menos discriminación, las personas con el VIH podrían tener acceso o mantener un trabajo digno sin temor a ser rechazadas, despedidas o poco valoradas para ejercer su profesión. Y, consecuentemente, más salud, puesto que las personas con VIH que tienen trabajo presentan una mejor calidad de vida, tanto en su dimensión física como mental, y tienen un 40% más de adherencia al tratamiento antirretroviral.

En definitiva, el empleo permite más posibilidades de vivir una vida plena sin prejuicios sin intimidación y sin miedo, más en una época en donde la ciencia ha avanzado a pasos agigantados.

Por todo ello, nuestro trabajo pretende que, en un futuro, esperamos que cercano, cada vez más personas se encuentren orgullosas de su lugar de trabajo y más personas con VIH no se vean obligadas a ocultar su condición en su entorno laboral.

Desde Trabajando en Positivo, estamos convencidos que MENOS DISCRIMINACIÓN ES MÁS SALUD.

Por Julio Gómez, Director de Trabajando en Positivo

Descubre otras experiencias y consejos de cómo #conMenosEsposibleMas aquí.

ESP/HIVP/0075/18 06/2018